Sobre la ciencia médica china.

 

SOBRE LA CIENCIA MÉDICA CHINA

 

Alfredo Embid

 

Fuente: Una primera versión de este texto se publicó en la introducción al volumen 1 del So Ouen, La mil y una ediciones. Actualización 2007.

 

La palabra ciencia en chino moderno1 es Ko Hsueh que significa clasifica­ción, conocimiento. De hecho es en China donde se encuentran también los primeros sistemas de archivos y de índices.

 

Bridgman, ha escrito sobre la vida de Shunyu I, médico que vivió en China hace 22 siglos, la monografía más erudita hasta la fecha en la historia de la medicina china. Ese autor concluye su trabajo comparando la medicina china con la medicina griega y afirma que: “Lejos de ser una suma de prácticas mágicas y fantasías inaplicables, resulta que el examen de la persona enferma, la investigación de la historia clínica, la com­paración de datos de diferentes exámenes y las deducciones terapéuticas formaban parte, todas, de una disciplina que constituía un precursor válido y valioso de la ciencia clínica contemporánea. Bajo esta luz la medicina china resiste a la perfección cualquier confrontación con la medicina griega o romana del mismo período.”

Needham, coincide totalmente en este punto en su obra “De la ciencia y la tecnología chinas” en el capítulo de la medicina y la cultura china2.

 

La medicina china suele asimilarse hoy a la acupuntura lo cual es un tremendo error pues no solo la acupuntura es inseparable de la moxibus­tión, como el propio ideograma lo recuerda3, aunque parece ser que la moxibustión es anterior4, sino que incluía además otras técnicas terapéuti­cas de manipulación y especialmente una riquísima farmacopea que sigue utilizándose hoy en día. Pero además preconiza­ba diversos métodos de higiene5 e incluso de eugenismo basados en la dietética, técnicas de gimnasia energética (Qi Gong)6, que ya se encuentran esbozados en el Nei King e incluso antes.

Así, por ejemplo, el historiador Guo Moruo, antiguo presidente de la actual academia china de ciencias ha traducido los criptogramas con las indicaciones de ejercicios respiratorios en escritos de bronce Jiu Wen que datan de la dinastía Zhou (1100-221 antes de nuestra era). Otra inves­tigación arqueológica de hace unos 10 años ha permitido descubrir en Changsha, capital de la provincia de Hunan, en la tumba número 3 de Ma Wang Diu, un texto muy revelador datado en 168 antes de nuestra era escrito sobre seda y mostrando la gimnasia terapéutica Dao Yin (ver ilustración).7

 

Farmacopeas chinas antiguas:

 

Las farmacopeas o historias naturales farmacéuticas chinas, aparecen en el siglo II a.J.C. La primera que conocemos se denominó “Farmacopea del granjero celeste” aunque hay referencias a una obra anterior atribuida a Ben Cao Gang Mu, uno de los 3 Emperadores míticos.

 

Respecto a la farmacopea destaquemos que la más antigua de ellas incluye para tratar el bocio un alga: sarasum ciliquastrum. La prescripción de la farmacopea china data del siglo II a.c. y hay descripciones del bocio ligadas a su etiología, (el agua de ciertas comarcas montañosas), antes del siglo V de nuestra era. Ko Hung en el año 340 recomendaba ya un extracto alcohólico, es decir, una tintura de algas para el bocio y el empleo de las algas laminarias secas y pulverizadas tomadas en forma de píldoras. El bocio está descrito detalladamente incluso con diagnósticos diferen­ciales, en la obra que hemos citado de Chao Yuan-Sang que puede considerarse como el primer sistema de patología, escrita en el año 607.

En el Wai Thai Di Yao, escrito en el 752 por Huan Thao, se dan 36 prescrip­ciones para tratar el bocio, en las cuales 27 contienen algas y otros productos marinos.

En occidente hay que esperar a Roger de Palermo hacia el año 1180 para encontrar un tratamiento del bocio a base de cenizas de algas y de esponjas. El descubrimiento del tratamiento del bocio por Roger de Palermo en el año 1180 es probablemente de origen chino, pues en esa fecha también se conoció en occidente la aguja imantada, el timón de Cobaste, el molino de viento y la elaboración de papel que provienen todos de China.

En occidente no fue hasta 1860 cuando Chattin estableció definitivamente que la enfermedad estaba relacionada con una carencia de yodo en la tierra y en el agua.

Destaquemos por último que en 1475 se prescribían tiroides de animales convenientemente preparados para el tratamiento del bocio. Pero esta prescripción data de mucho antes y se encuentra en un libro del año 600 “Prescripciones viejas y nuevas probadas y ensayadas” que incluyen la toma de glándulas tiroides con detalles sobre su preparación, en el año 723. Hsuan Tsung propone en su libro Kuang Chi Fang un tratamiento del bocio combinando algas, polvos de concha de lamelibranquios y tiroides de carneros, prescripción que por otra parte ya se encuentra anteriormente en el año 650 por el médico Sun Tsu-Mo en el texto Chien Chin Yao Fang. Recordemos que no fue hasta 1890 en occidente, cuando Murray empezó a administrar tiroides para el mixedema.

 

No deja de ser sorprendente que los médicos chinos de principios de nuestra era decidieran utilizar más glándula para tratar un exceso manifestado por una hinchazón de esa misma glándula, es decir su hipertrofia.

 

Respecto a la diabetes hay una buena descripción de la enfermedad en el capítulo 47 del Nei King que demuestra que ya se conocía antes de Cristo, y el médico Chen Chuan hacia el año 600 describe tres formas clínicas y menciona el dulzor de la orina en la diabetes. Las dos primeras descripciones corresponden claramente con la diabetes mellitus y con la forma polifágica con lipuria. En el siglo VII encontramos una monografía entera sobre la diabetes escrita por Li Hsuan. En Occidente el reconoci­miento del sabor dulce en la orina fue establecido por Thomas Willys en 1679, es decir unos 1000 años después del descubrimiento chino.

 

En el texto de 1596 escrito por Li Shi Chen, el Pen Tshao Kang Mu, se encuentran numerosas recetas farmacéuticas de tejido testicular procedentes de animales para tratar la debilidad sexual masculina, la espermatorrea, el hipogonadismo, la impotencia y otras situaciones en las que hoy se dan andrógenos. Más de 1000 años antes de que Brown-Sequard se inyectase en 1889 extractos testiculares.

 

Tanto o más sorprendente es el hecho de que chinos medievales realizaran fraccionamientos de hormonas sexuales sacados de la orina. En Occidente, solamente en 1927, Ascheim y Zondek demostraron que la orina de las em­barazadas contenía grandes cantidades de hormonas sexuales, al igual que las de algunos animales como la yegua.

En la época de los Hang hacia el año 200, se hace mención ya de las propiedades terapéuticas de la orina. El procedimiento más antiguo del que se tiene co­nocimiento para la extracción es de principios del siglo XI y fue descrito por Chang Sheng-Tao “Prescripciones probadas sin ensayar”. Needham detalla en la página 176 de su artículo “Protoendocrinología en la China medieval” las técnicas para obtener las sustancias hormonales8.

También en la farmacopea del año 725 encontramos el uso de la placenta humana.

 

Recordemos además que algunas plantas cuyos alcaloides son utilizados actualmente por la industria farmacéutica eran utilizadas desde hace siglos por los médicos chinos. Así por ejemplo, nuestra eficaz efedrina proviene de una planta china la efedra sínica9 y lo mismo sucede con la potente rauwolfia.

Y hay que precisar que queda mucho por hacer en ese campo y que apenas se ha empezado a explorar científicamente la enorme farmacopea tradicional china que nos reserva, sin duda, múltiples sorpresas. Needham relata que cuando estuvo en China durante la guerra mundial como director de la misión científica británica, conoció la planta Chang shan, dichroa febrífuga, que era utilizada para tratar el paludismo eficazmente, como lo demostró posteriormen­te el Dr. Thomas Work.

Otras numerosas plantas utilizadas en el siglo X y antes siguen utilizándo­se hoy, como por ejemplo la quisqualis índica que tiene propiedades antihelmínti­cas valiosas en pediatría.

Alguna de estas plantas utilizadas desde antaño han revelado reciente­mente algunos de sus principios activos, así por ejemplo en la angélica pholimorfa se ha comprobado experimentalmente que contiene un principio occitócico.

Los laboratorios de farmacognosia modernos de las facultades chinas y vietnamitas, trabajan actualmente en este sentido y son numerosas las publicaciones a pesar de la escasez de medios de que disponen10.

 

Por último y para ilustrar el interés por la salud pública de los gobernan­tes citemos un dato curioso. En el año 723 el propio emperador Shuan Tsung compuso con otros médicos el “Formulario general de prescrip­ciones” que no sólo fue remitido a las escuelas de medicina de cada provincia sino que algunas prescrip­ciones llegaron a ser escritas en tableros en las encrucijadas de los caminos “para que la gente del pueblo pudiera aprovecharlas debidamente.”

 

Y esto nos lleva a los sistemas de asistencia pública. Desde los comienzos del período Han, es decir, desde el año 200 a.c. aparece en China un sistema de asistencia sanitaria que Needham describe inevitablemente como “un servicio médico nacional público“. En esa época ya se mencionan los primeros hospitales y otras instituciones de beneficencia.

 

La Universidad Imperial se fundó nada menos que en el año 124 antes de J.C. Los exámenes de competencia en letras fueron inaugurados por el Emperador Wen Ti en el año 165 antes de nuestra era. A estos exámenes siguieron los de otras disciplinas científicas como la astronomía, la ingeniería hidráulica y naturalmente la medicina.

Encontramos cátedras de medicina, que implicaban exámenes para poder ejercer en año 493 de nuestra era, adelantándose mucho a estas in­stituciones occidentales. Needham explica esto por las diferencias que existen entre el feudalismo burocrático chino donde no existían rangos hereditarios, condes, barones, etc. sino que gobernadores y magistrados debían acceder a sus puestos a través de exámenes demostrando su talento11.

En el mundo occidental los primeros exámenes de calificación médica, fueron decretados por el Califa Al-Muqtadir en Bagdad en el año 931 de nuestra era. En Europa hay que esperar a Roger de Sicilia y a la escuela de Salerno para que se cuente con los primeros graduados en medicina y esto sólo se produce en 1224.

 

Pero existen numerosos otros aspectos en los que la medicina china se adelantó a descubrimientos occidentales:

 

La primera forma de vacunación es descrita en un texto taoísta como prevención de la viruela. Se trataba de un método peligroso, pero eficaz, que consistía en tomar el contenido de una pústula e implantarlo en la mucosa nasal. Este método siguen empleándolo los mongoles actualmente.

 

La utilización de minerales en medicina propuesta por Paracelso en el siglo XVI era conocida y practicada por los chinos antes de Cristo.

 

En el Yin Shan Cheng Yao escrito por Hu Su-Hui en el año 1330 se aprecia un notable conocimiento empírico de las enfermedades por carencia debida a falta de vitaminas. Estas enfermedades no solo eran conocidas sino que además en­contramos en el libro de Hu Su-Hui “algunas enfer­medades curables por la dieta sola” una descripción de las dos formas de Beri-beri y la alimentación que permite curarlo.

 

En el mismo Nei king encontramos una primera descripción de la epilepsia, de la ceguera, de la diplopía, de la ictericia, etc.12

 

En el año 610 se escribió el tratado sistemático del señor Chao acerca de las enfermedades y su etiología. Esta enorme obra establecía clasificaciones sistemáticas de los estados patológicos, de acuerdo con las ideas de la época. Esta historia natural de la enfermedad, precedió en 1000 años a la obra de Félix Platter, Sydenham y Morgani. Es la primera sistematización conocida de la nosología médica.

El libro de Sung Tzhu “La vindicación de los inocentes o lavado de entuertos”, es el primer tratado de medicina forense conocido en cualquier civilización.

El letrado chino M. Ung Kan Sam, menciona en su prefacio al Nei King So Ouenn (tomo 2 del tratado de medicina china de Chamfrault) que en la dinastía Han se practicaba la disección de cadáveres puesto que el emperador Wang Mang, autorizó a los médicos a practicarla sobre los cuerpos de los condenados ejecutados. Estos médicos describieron la forma de los órganos internos, mencionado su peso; anotaron el papel importante de las arterias, de las venas y de los nervios y describieron su trayecto y ramificaciones en todo el cuerpo.

La circulación sanguínea y el papel impulsor del corazón fueron conocidos por los chinos 3500 años antes que William Harvey13 .

 

La cirugía abdominal con anestesia mediante MTCH con Mafeisan era practicada por Hua Tuo en el año 200 aunque algunos autores lo sitúan antes14. Este cirujano parece haber sido el primero en administrar Mafeisan, una medicina de acción anestésica por vía oral combinada con la acupuntura en uno o dos puntos.15

 

Pero, en mi opinión, la aportación más interesante de la Medicina Tradicional China no ha sido esta serie de descubrimientos puntuales, sino la misma concepción del hombre como una totalidad íntimamente relacionada con el universo del que forma parte, sometido a sus variacio­nes, ciclos y vicisitudes. Pero también el haber esbozado una aproximación holística al proceso de enfermar que incluye la herencia (en la teoría de las constituciones y terrenos), y las predisposiciones mórbidas (los condicionamientos pre y post natales añadidos a la herencia así como el apren­dizaje de adaptación al medio).

 

En este sentido las investigaciones de Karl Pribram16 de la Universidad de Stanford y de la neuroendocrinología moderna17 concuerdan más con el modelo tradicional chino y con la moderna física cuántica que con el modelo mecanicista cartesiano-newtoniano en el que se siguen basando las ciencias médicas occiden­tales.

 

DESCUBRIMIENTO

CHINA

OCCIDENTE

Utilización de hormonas sexuales

siglo XI

192718

Utilización de placenta

siglo IIIV

 

Utilización de extractos testiculares

1596

1889

Utilización de extractos tiroideos

650

1890

Cirugía abdominal

206 a J.C.

 

Ilustraciones anatómicas forenses

1246

 

Facultades de medicina

493

931

Descripción del bocio

607

1870

Diabetes descripción clínica

600

1679

Tratamiento del bocio

siglo II a J.C.

1118

Primer tratado de patología

610

1600

Primera farmacopea

siglo II a J.C.

 

 

 

 

 

Hoy los historiadores de la ciencia reconocen que los chinos hicieron numerosos e im­portantes descubrimientos y que se adelantaron miles de años en muchos casos a los descubrimientos occidentales no solo en medicina, sino también en otros campos de la ciencia y la tecnología.

 

A continuación resumimos los más importantes en un cuadro.

DESCUBRIMIENTO

CHINA

OCCIDENTE

Primeros eclipses

1361 a.J.C.

600 a. J.C.19

Primera nova

1300 a.J.C.

524 d. J.C.20

Primera supernova 21

1054 a.J.C. 

1572 d. J.C.

Primeros cometas

2315 a.J.C.

1820 d. J.C. 

C­ometa de Haley y su órbita

467 a.J.C. 

162 a. J.C.22

Manchas Solares 23

28 a.J.C. 

1615 d. J.C.

Catálogos de estrellas

S.IV a J.C. 

1200 a. J.C.24

Evolución de la

nebulosas espirales

s.X

s. XX

Variación distancia entre las galaxias25

S.X.

s. XX

Oblicuidad del eje terrestre

periodici­dad de los equinoccios

y de los solsticios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DESCUBRIMIENTO CHINA OCCIDENTE

 

Papel 105 1150

 

Imprenta 6 siglos antes que Gutemberg

 

Relojes mecánicos siglo VIII siglo XIV

 

Ácidos inorgánicos 647 siglo XIII

 

Fundición del hierro26 siglo I antes de JC siglo XIV

 

Carretilla siglo I antes de JC siglo XIII

 

Puentes colgantes

(cadenas de hierro) 65 1730

 

Aleación de cobre-aluminio siglo I siglo XX

 

Mecánica:

excéntrica, biela, pistón 600 1450

 

Identificación de fósiles 1170 Leonardo Da Vinci

 

 

La alquimia 133 antes de J.C. siglo VIII Islam.27

 

 

Otros descubrimientos chinos anteriores a los occidentales:

 

Oblicuidad del eje terrestre

 

la periodici­dad de los equinoccios y de los solsticios

 

brújula y la aguja magnética

 

La pólvora y el principio de los cohetes probable­mente 500 años antes de JC.

 

descripciones de fuegos artificiales año 600.

 

la pólvora (salitre, azufre y material carbonáceo) 850.

 

La Sismología. siglo II

 

La carpintería astillera.

 

La fundición del bronce, siglo XVI antes de nuestra era.

 

La perforación profunda 1000 m.  gas natural y salmuera. siglo XI

 

La edafología.

fundamen­tos de la ecología y la geografía de las plantas. Antes del siglo II

 

los arneses eficaces,

el taxímetro,

la primera máquina cibernética,

la rueda hidráulica de molino,

las pastas alimenticias,

la tecnología de la seda,

la cerámica y la porcelana,

la ingeniería hidráulica,

el carbón,

el petróleo

 

 

 Respecto a las observaciones astronómicas chinas citadas hay que añadir otros fenómenos astronómicos como la oblicuidad del eje terrestre28, la periodici­dad de los equinoccios y de los solsticios que también son muy anteriores a las obser­vaciones occidentales29.

 

Lo mismo sucede con una interminable lista de aportes a la ciencia y a la tecnología que suele ignorarse.

 

Es el caso por ejemplo de la brújula y la aguja magnética. Los chinos reflexiona­ron sobre la declinación y la inducción magnéticas antes de que en Occidente se conociera siquiera la existencia de la polaridad magnéti­ca.30,

 

La pólvora y el principio de los cohetes fueron inventados por ellos probable­mente 500 años antes de JC. pero hay controversias sobre esta fecha. En el año 600 hay descripciones de fuegos artificiales y en el 850 aparece con seguridad la primera descripción de la pólvora como mezcla de salitre, azufre y material carbonáceo. No es cierto sin embargo que solo la utilizasen para divertirse ya que solo 50 años después tenemos la primera descripción de su uso militar.

 

La Sismología. Chang Heng en el siglo II ideó aparatos para localizar la dirección acimutal del epicentro y la fuerza de sacudida de los ter­remotos31.

 

La identificación de fósiles. En 1170 Chu Hsi no solo identificó los fósiles, sino que afirmó que estos animales de piedra probaban que las montañas habían estado en otro tiempo sumergidas en el mar32.

 

La alquimia china. Conocemos textos de ella del año 133 antes de J.C. mientras que en Occidente solo encontramos referencias en el siglo VIII de nuestra era en el Islam.33

 

La carpintería astillera. Los juncos de Fou Kien fueron los primeros barcos en alta mar del mundo34.

 

La fundición del bronce, se han encontrado objetos de bronce que datan de un periodo entre el siglo XVI y VII antes de nuestra era35.

 

La perforación profunda. En el siglo XI se excavaban pozos de 1000 m. de profundi­dad en China para obtener gas natural y salmuera.36

 

La edafología. Antes del siglo II los chinos habían puesto a punto sistemas de clasificación edafológicos, estableciendo al mismo tiempo los fundamen­tos de toda la ecología y la geografía de las plantas37

 

El método corriente de interconversión de los movimientos rotatorio y longitudinal, la excéntrica, la biela y el pistón datan del año 600, mientras que en occidente solo se conocieron 850 años después38.

 

Otro tanto pode­mos decir de los arneses eficaces, el taxímetro, la primera máquina cibernética, la rueda hidráulica de molino, las pastas alimenticias, la tecnología de la seda, la cerámica y la porcelana, la ingeniería hidráulica, el carbón, el petróleo39, etc.

 

Pero a mi juicio la aportación más importante de los chinos es la concepción del universo que tenían, más cerca de la teoría ondulatoria que de la corpuscu­lar (predominante en Occidente hasta el siglo XX) y que actualmente, como reconoce la nueva física, presenta sorprendentes similitudes con la concepción de los modernos físicos cuánticos40.

 

Como puede verse, los chinos pensaban y hacían algunas cosas… antes de que llegasen los occidentales a decirles lo que tenía que hacer y que pensar… En este sentido nuestra cultura es especialmente falsa e hipócrita ya que nos enseña que ningún pueblo hizo nada antes de que llegásemos nosotros. Lo cierto es que debemos mucho a la civilización china, pero nuestra tradicional falta de humildad nos impide reconocerlo.

Afortunadamente nuestra colonización científico-espiritual no ha podido anular la tradición milenaria de este país y es él quien nos devuelve ahora sus tradiciones actualizadas después de haber integrado nuestros modernos conceptos científicos. No se puede entender de otra forma el interés creciente de Occidente por la medicina tradicional china, por la acupuntura, el Qi Gong, el Tai Chi y la farmacopea china. Es destacable además el hecho de que sean los chinos quienes están haciendo un enorme esfuerzo por establecer los puentes que unen la Medicina Tradicional China con la medicina occidental, como lo testimonian los 3 congresos de acupuntura, moxibustión y anestesia celebrados en China desde 1978, de los que hemos publicado algunos trabajos en la Revista de Medicina Holísti­ca41 que se pueden consultar en el centro de documentación del GERA42.

 

RELACIONES DE LA MEDICINA CHINA CON LA FILOSOFIA

 

La medicina china tiene mucho que ver con tres religiones o filosofías que se mezclaron en diferentes épocas en este país: el Taoísmo, el Budismo, y el Confucianismo. Quizá la más antigua, el Taoísmo, es la que más influencia ha tenido sobre la medicina y toda la base filosófica se encuentra tanto en la fisiología, como en la fisiopatología, en la patología, las técnicas de diagnóstico y de tratamiento.

Los viejos taoísta chinos creían que el estudio de la naturaleza era más importante para el hombre que el de la sociedad humana a la que se dedicaban los confucianos. En el meollo del antiguo taoísmo había un elemento artesanal, pues tanto los brujos como los filósofos estaban convencidos de que eran alcanzables cosas importantes y útiles usando las propias manos; no participa­ban de la mentalidad del letrado administrador confuciano sentado en lo alto de sus tribunales repartiendo órdenes sin emplear nunca las manos mas que para leer y escribir. Por eso es por lo que siempre que descubre uno en la antigua China brotes de cualquiera de las ciencias naturales es seguro que están los taoísta de por medio.43

 

Veamos algunos ejemplos:

 

Aparte del hecho de haber ligado antes de nuestra era la fisiología de las gónadas al riñón (que como sabemos tienen el mismo origen embriológico), recientemente se ha descubierto que los químicos chinos medievales conseguían preparar mezclas de andrógenos y estrógenos en forma cristalina relativamente pura y las empleaban en la terapéutica para muchos estados de insuficiencia gonádica. Desde el siglo XIII en adelante se administraban preparados de tejido testicular de varios animales para enfermedades y problemas a los que hoy se les administrarían andrógenos. Desde el siglo VIII se menciona el uso de la placenta humana y animal. Los procedimientos detallados de extracción de hormonas sexuales para su utilización médica a partir de la orina de hombres y mujeres, se men­cionan a partir del siglo IX.

El hecho de que la sexología y las prácticas sexuales especiales fueran uno de los métodos taoístas destinados a obtener la realización del individuo explica en parte el interés de la medicina por las glándulas sexuales. Recordemos que los taoístas tenían como objetivo transformarse mediante técnicas alquímicas, farmacéuticas, dietéticas, respiratorias, de meditación, y sexuales en un hsien, es decir un ser purificado y libre.

La psicología era bastante diferente de la occidental y también estaba impregnada de los conceptos taoístas. Los expertos reconocen que la incidencia de psicosis era mas o menos la misma que en Occidente, pero sin embargo las neurosis eran muy inferiores, Una posible explicación de este hecho es que ninguna de las tres religiones chinas originaba sentido de pecado y culpa como el cristianismo en Occidente, la sociedad china no fue como la nuestra, una sociedad del pecado. Además el Taoísmo preconizaba una aceptación general de la naturaleza y de los fenómenos naturales y una extremada tolerancia de los padres en la crianza y la vida doméstica de los niños. Es preciso recordar que nunca hubo en China persecución por motivo de opiniones religiosas, como en occidente, ni mucho menos guerras de religión ni otros baldones que pesan sobre nuestra cultura como la Santa Inquisición.

Otra manifestación de la actualmente discutida tolerancia china es el hecho de la integración producida a partir de la revolución cultural entre la medicina occidental y la medicina china, y los numerosos trabajos publicados intentando explicar la medicina tradicional china en términos modernos de medicina occidental. De hecho en este sentido los tres congresos de Acupuntura celebrados en 1978,1984 y 1988 han aportado miles de investigaciones que van trazando el puente entre ambas formas de entender la medicina. Esa tolerancia no se encuentra en otros países asiáticos donde existe una hostilidad ante la medicina moderna. En Ceilán, por ejemplo, los médicos ayurvédicos se han unido con los monjes budistas y tratan de ganar influencia en la Universidad para defender su medicina frente a la medicina occidental, en un movimiento puramente tradicionalis­ta.

 

Se suele pensar que la sociedad china y sus ideas eran estáticas. Sin embargo en uno de los más antiguos textos taoísta fechado en el año 300 a.c. como mínimo, “El libro de los ritos” leemos una descripción de la evolución de la humanidad: Primero se describe la “barbarie primitiva”. Sigue una etapa denominada “menor tranquilidad” hay guerras y hambre, existen estados nacionales hostiles, y así sucesivamente. Por último se describe la “gran comunidad” como resultado de la evolución social cuando el mundo entero viva en paz y unidad inalterables y todos disfruten de una seguridad44.

 

El reconocimiento de la validez de los aportes de otras culturas y de otras formas de interpretar la realidad debe inevitablemente llevarnos a una actitud más humilde, a poner en cuestión nuestra tradicional intolerancia escolástica. Pues en resumen la realidad solo existe en función de nuestra forma de interpretarla y esa forma no es nunca la única posible, sino simplemente nuestra visión particular de la realidad. Ser conscientes de ello y trabajar en el sentido de la integración transcultural nos coloca precisamente en la línea de la evolución posible y deseable de una ciencia que finalmente sea capaz de integrar todos los aportes hechos por nuestra especie a lo largo de su azarosa y en ocasiones lamentable historia.

 

 

Alfredo Embid.

1  Adoptada en el siglo IXX

2  oP CIT.

3  El ideograma traducido por acupuntura significa en realidad metal-fuego Ver detalle en Acupuntura y Psicologia. Dr. Yves Requena, las Mil y una ediciones.

4  Como parecen demostrarlo los textos descubiertos en las excavaciones arqueológicas de Mawangdui, Changsha, provincia de Hunan (1973) donde se hace referencia a la moxibustión pero no a la acupuntura.”Acupuntura y moxibustión Bosquejo histórico.” Por Fu Weikang. Ediciones en lenguas extranjeras Beijing. China. 1983.

5  Lo que lamentablemente no ha sido considerado por algunos autores como F. Capra en su obra ” El punto crucial” Libros de Integral. Barcelona.

6  El interés occidental por el Qi Gong lo demuestra el que la Universidad de Harvard haya invitado a expertos chinos para estudiar esta técnica recientemente así como los numerosos seminarios (algunos de los cuales se han desarrollado en España impartidos por Jake Fratkin y por Ives Requena ) que se realizan sin olvidar la creación de una asociación Europea de Qi Gong ART y del Instituto Internacional de Qi Gong que imparte seminarios en Madrid (contacto AMC) y las crecientes publicaciones en lenguas occidentales.

7  Dr. Yves Requena “Qi Gong” Guy Tredaniel edit. Paris 1989.

8  J. Needham “De la ciencia y la tecnología chinas” Siglo XXI editores.

9  Una de las mas antiguas menciones de la utilización terapéutica de esta planta se encuentra en Tchang Ki 142-220 autor del famoso “tratado del frío nocivo” (Chang han Louen) y del “resumen que trata sobre las recetas doradas” ( Kin kouei yao lio fang)

10  Los interesados pueden consultar el índice de publicaciones existente en el Centro de Documentación del GERA en su apartado 26 dedicado a la fitoterapia en MTCH. Centro de Documen­tación del GERA 192, Chemin des Cédres, 83130 La Garde (Francia) a través de la AMC.

11  J. Needham “De la ciencia y la tecnología chinas” Siglo XXI editores.

12  Pierre Huard, Ming Wong “La medecine chinoise” presses Universiataires de France.1969.

13  J. A. Lavier “Vademecum d’acupuncture” Maloine Paris. la fecha dada por este autor parece ser algo excesiva.

14  Nguyen Van Nghi. Ponencia presentada en el primer simpósium de la AFA Marzo 1977 Toulouse, Francia.

15  “Biografía de Hua Tuo” de Houban Shu citado en “Acupuntura y moxibustión Bosquejo histórico.” Por Fu Weikang. Ediciones en lenguas extranjeras Beijing. China. 1983.

16  Karl Pribram Profesor de Neurociencia en la Universidad de Stanford. Autor de la obra.” Lenguajes del cerebro”. y de numerosos artículos en Human Behavior y en Psychology today

17  que aún no ha podido explicar (según el paradigma vigente) hechos como la presencia constatada de gastrina o colecistoquinina en el cerebro, que en mi opinión solo son explicables a partir de un cambio de ese paradigma y de la aceptación de un modelo de fisiología mas chino.

18  Descubrimientos en Occidente de Ascheim y Zondek.

19  En Babilonia

20  En Roma

21  Que originó la nebulosa del cangrejo en tauro.

22  En Roma.

23  Anotaron sus ciclos milenio y medio antes de que los occidentales notasen siquiera tales manchas.

24  Hiparco de Nicea.

25  En la dinastía Song Tchang Tsai describe las variaciones de Distancia entre las galaxias en expansión, hace mil años.

26  Needham “Iron and Steel” New comen Society. Londres Dickinson Lecture 1956

27  Joseph Needham : “Science and civilisation in China” 7 Volúmenes. Cambrid­ge University Press. Inglaterra.

28  en el plano de la elíptica en un ángulo de 22 grados 30. Actualmente se reconoce que es de 23 grados’27. Teniendo en cuenta el fenómeno de precesión de los equinoccios que hace variar este ángulo constantemente se puede aventurar, teniendo en cuenta que la observación de los chinos hace 47 siglos solo tiene un margen de error de menos de un grado, que estaban mas avanzados que los astrónomos occidentales del renacimiento.

29  Según algunos autores como Lavier “Vademecum d’acupuncture” datan del siglo XXVII a J.C. pero esta fecha me parece exagerada.

30  Science and Civilisation in China Vol 4.

31  Science and civilisation in China. Vol 3.

32  Contribución china a la ciencia y la tecnología Conferencia de la Sesión inaugural de la UNESCO en la Sorbona París 1948 reproducido en de la ciencia y la tecnología Chinas op cit.

33  Joseph Needham : “Science and civilisation in China” 7 Volúmenes. Cambrid­ge University Press. Inglaterra.

34  Lavier Vademecum d’acupuncture Maloine ed. Paris.

35  “Acupuntura y moxibustión Bosquejo histórico.” Por Fu Weikang. Ediciones en lenguas extranjeras Beijing. China. 1983.

36  J. Needham “De la ciencia y la tecnología chinas” Siglo XXI editores.

37  Sciencie and civilisation in China. Vol 6.

38  Sciencie and civilisation in China. Vol 4.

39  Ver además otros ejemplos de aportaciones chinas a la ciencia y a la tecnología en Joseph Needham : “Science and civilisation in China” 7 Volúmenes. Cambrid­ge University Press. Inglaterra. y en el primer tomo de la “enciclopedia permanente de Medicina China” página 21 y siguien­tes. 

40  Fritjof Capra:

– “El tao de la física, una exploración entre los paralelismos de la física moderna y el misticismo oriental” Luis Cárcamo Ed. Madrid.

– “El punto crucial” libros de Integral. Barcelona.

– “El paradigma Holográfico” Le jour ed. coll Eveil 41 r. S.Ferdinand Paris 75017.

41  Revista de Medicina Holística. AMC.

42  Centro de documentación del GERA Dr. Johan Nguyen 192 Chemin des Cedres 83130 LA GARDE FRANCIA, a partir de la AMC.

43  Needham.”la medicina y la cultura china.” op cit.

44  Joseph Needham. Op. Cit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *